Compartir:

Las habilidades en aritmética surgen durante la infancia y los años preescolares, cuando los niños están expuestos a diferentes relaciones cuantitativas y espaciales en sus actividades diarias.

  • A los 6 meses, los bebés pueden generalmente detectar la diferencia entre conjuntos de diversas cantidades de objetos (p. ej., Un recipiente con dos cubos y un recipiente con tres cubos) y pueden incluso distinguir entre un número mayor de objetos, si la proporción entre los dos juntos es bastante grande (p. ej. 16 a 32).
  • Los niños asimilan progresivamente el número de cifras a medida que desarrollan su lenguaje. A partir de la edad de 3 años, muchos niños han aprendido de memoria los números del 1 al 10 y empiezan a contar los pequeños conjuntos de objetos con éxito.
  • Alrededor de la edad de 6 años, los niños aprenden a generar los números de cada década (es decir, 10 a 19, 20 a 29 ...) comprenden el significado de los números, aprenden a contar conjuntos de objetos cada vez más grandes, toman conciencia que el último número contado corresponde al número de objetos en un conjunto y comprenden cómo sumar y restar.

Muchos niños en edad escolar tienen dificultades para aprender los conceptos y habilidades matemáticas. Entender el desarrollo temprano de la aritmética puede proporcionar a los educadores o cuidadores en los jardines infantiles, las herramientas para cultivar el razonamiento matemático.