Compartir:

El habla es un hito importante en el desarrollo del niño.

La mayoría de los niños sabrán decir 100 palabras a la edad de 21 meses, y comenzarán a combinar esas palabras en oraciones cortas antes de los 2 años de edad. Desafortunadamente, muchos niños se retrasan en estos hitos. 

Los niños que tienen un vocabulario expresivo limitado (menos de 40-50 palabras) a los 24 meses de edad y no saben combinarlas son denominados "hablantes tardíos". Entre un 8 % y un 12 % de los niños norteamericanos en edad de preescolar y un 12 % de los niños que comienzan la escuela muestran un retraso lingüístico. De estos, entre un 25 % y un 90 % son diagnosticados con un trastorno de lectura, un problema que afecta entre el 10 % y el 18 % de niños en edad escolar.  

La frecuencia de los problemas de lenguaje y su impacto en la alfabetización y en la lectura en etapas posteriores de la vida demuestran la necesidad de la intervención temprana desde el momento en el que se detectan los problemas de habla.