Compartir:

El cuidado infantil de buena calidad puede tener una influencia positiva en el desarrollo del niño y en su actitud hacia la escuela, ya que ofrece valiosas experiencias educativas y sociales. El cuidado infantil de alta calidad tiene las siguientes características: 

  • Tiene personal bien cualificado, bien pagado y estable, baja proporción de niños por adulto, y gestión eficiente. 
  • Ofrece un programa que cubre todos los aspectos del desarrollo infantil (físico, motor, emocional, social, y desarrollo cognitivo y lingüístico.

Hay estudios que demuestran también que solo el cuidado de alta calidad puede garantizar el bienestar y el desarrollo apropiado de los niños pequeños. Un número cada vez mayor de madres trabajan, y la mayoría de los niños a partir de tres años participan en servicios de cuidado de niños pequeños de manera regular. Por esto, es esencial que los niños pequeños de todas las edades tengan acceso a cuidado infantil de alta calidad y a educación temprana.