Compartir:

Los niños comienzan a leer en su primer año de escuela primaria, pero los fundamentos de la lectura se establecen en los primeros años de vida.

Incluso a edad muy temprana, los niños aprenden a detectar y manipular los sonidos del lenguaje, y aprenden a reconocer y nombrar letras. También pueden comenzar a aprender a resolver problemas, comentar, reflexionar y tomar decisiones. Todo esto es parte del proceso de aprender a leer. 

Los juegos de rima simples, cantar canciones, leer en voz alta y jugar con letras son actividades básicas que preparan el terreno para aprender a leer. Los juegos divertidos apropiados para su edad (incluyendo juegos de ordenador de calidad) pueden mejorar las habilidades de resolución de problemas y de aprendizaje del lenguaje del niño. 

Con estos fundamentos ya asentados, los niños pueden desarrollar más tarde fluidez, vocabulario y comprensión lectora, que son otras habilidades importantes para la lectura.