Compartir:

Los niños tienden a adaptarse bien a la escuela cuando se cumplen estas condiciones: 

  • Muestran los signos tempranos de capacidades cognitivas y madurez, y tiene habilidades sociales y de autorregulación.
  • Han tenido acceso a programas de alta calidad de preescolar y de educación temprana.
  • Sus padres se llevan bien entre ellos, son atentos, y ofrecen experiencias de estimulación.
  • La escuela tiene una proporción pequeña de niños respecto a docentes, lo que contribuye a la actitud positiva del niño respecto a la escuela. 
  • Tienen buenas relaciones con profesores y compañeros. 

Vale la pena hacer lo que hacemos para ayudar a nuestros hijos a adaptarse. Comenzar con buen pie tiene un efecto positivo en el éxito del niño en los años posteriores.