Regresar a publicaciones recientes

Servicios integrados para la primera infancia en Canadá: Evidencia de los proyectos Better Beginnings, Better Futures (BBBF) y Toronto First Duty (TFD)

1Carl Corter, PhD, 2Ray DeV. Peters, PhD

1University of Toronto, Canada, 2Queen's University, Canadá

Enero 2011 (Ingles). Traducción: enero 2017

Introducción

Contexto para la integración de servicios para la primera infancia en Canadá

Los enfoques integrados de los servicios para la primera infancia han adoptado diversas formas en Canadá. Proyectos de demostración, como Better Beginnings, Better Futures y Toronto First Duty, han examinado la aplicación y los efectos de la fusión de una amplia gama de tipos de servicios a nivel comunitario. En una escala más amplia, varias provincias están avanzando hacia sistemas integrados de educación, combinando el cuidado infantil y la educación temprana.1 Sin embargo, la integración de servicios no es una meta en sí misma, sino un medio para diversos fines. De hecho, a través de las iniciativas de integración de servicios en Canadá, la integración no sólo tiene múltiples formas, también tiene múltiples objetivos sociales como el desarrollo general del niño, la preparación escolar, la prevención de problemas posteriores y la promoción de un desarrollo saludable. Los objetivos también pueden incluir una parentalidad más saludable y el equilibrio entre el trabajo y la familia. En algunos casos, como el programa Aboriginal Head Start, el desarrollo comunitario es un objetivo colateral de apoyar el desarrollo infantil y la crianza de los hijos,2,3 al igual que la promoción de la equidad y la justicia social a través de una programación eficaz y culturalmente competente.

El interés de la política canadiense se extiende más allá de los enfoques específicos e incluye programas universales que integran servicios tradicionalmente separados, tales como educación y cuidado de niños, áreas donde la calidad del programa puede sufrir con la provisión dividida.4 Quebec ha integrado la atención temprana y el aprendizaje para apoyar a los niños pequeños y a los padres, comenzando con una nueva política familiar en 1997 y el consiguiente establecimiento de Centros de la pequeña infancia. Los CPEs atienden a niños de hasta cinco años de edad en programas sin fines de lucro basados en el centro y en programas de cuidado infantil familiar con una aceptación generalizada, pero no universal. Los beneficios y limitaciones del sistema han sido abordados en una serie de informes de investigación.5

A pesar del interés generalizado y de larga data en la integración de servicios6 para la primera infancia y de muchas iniciativas más allá del ejemplo de Quebec, la investigación sobre la integración de servicios para la primera infancia no ha seguido el ritmo en Canadá7,8 ni en ningún otro lugar.9 En Canadá hay evidencia prometedora de las evaluaciones de procesos del programa Aboriginal Head Start enfatizando la importancia de los enfoques comunitarios integrados que reúnan a los servicios y miembros de la comunidad, pero aún se necesitan pruebas sobre los resultados para los niños.2 La investigación sobre la implementación y los resultados del sistema de Quebec no se ha centrado en la integración de los servicios más allá de los CPEs. Para profundizar en las cuestiones de integración, este informe presenta los hallazgos de dos proyectos de demostración bien investigados que reunieron una programación comunitaria más exhaustiva con diseños intensivos de investigación que incluyen tanto la evaluación de procesos como de resultados.

Contexto de la investigación y resultados recientes 

El Proyecto Better Beginnings, Better Futures

Better Beginnings, Better Futures (BBBF) es un proyecto de demostración y de demostración longitudinal a gran escala de varios años diseñado para reducir los problemas de los niños, promover el desarrollo saludable del niño y mejorar los entornos familiares y comunitarios en ocho comunidades económicamente desfavorecidas de la provincia de Ontario, Canadá.10 La intervención inicial se llevó a cabo entre 1993 y 1997. Cinco sitios de proyectos centraron sus programas en niños desde el nacimiento hasta los cuatro años y sus familias ("sitios para niños más pequeños") y tres sitios de proyectos en niños de 4 a 8 años y sus familias ("sitios para niños mayores"). Un principio clave de BBBF fue la "integración de servicios" para que los niños y sus familias recibieran un apoyo continuo de los proyectos BBBF, escuelas y otros servicios.

La evaluación de los procesos de colaboración y alianzas se basó en datos descriptivos etnográficos extensos (por ejemplo, entrevistas, notas de campo) recopilados y analizados por investigadores en terreno en los ocho sitios de BBBF durante la fase de inicio de 1991-93,11 la fase de intervención de 1993-9712 y en un estudio de seguimiento en 2003.13 La evaluación de los resultados se basó en una amplia gama de medidas recogidas durante los cuatro años de participación en el proyecto y nuevamente varios años más tarde, tanto en los  sitios del proyecto BBBF como en los sitios comparados demográficamente para evaluar los efectos sobre los niños, sus familias y los barrios locales.14

Las conclusiones sobre las asociaciones revelaron: a) los beneficios de las asociaciones, b) el proceso de las asociaciones y c) los desafíos de las asociaciones. Los beneficios incluyen mayores niveles de programación disponibles para los residentes de la comunidad, mayor visibilidad de los proyectos en sus comunidades a lo largo del tiempo, programación conjunta con otras agencias, mayor financiamiento para programas, cambios de actitudes y prácticas de otros proveedores de servicios en la comunidad, Agencias asociadas y el desarrollo de nuevos escenarios en la comunidad diseñados para mejorar el bienestar de los niños, padres y familias.12,13 Las conclusiones del proceso sobre las asociaciones incluían aprender cómo seleccionar socios, crear una visión compartida de la colaboración, desarrollar una estructura organizacional que facilitara las asociaciones, la importancia de aclarar las funciones de los socios, utilizar un enfoque consensuado para la toma de decisiones, organizaciones en el proyecto BBBF, y la importancia del apoyo de la agencia y los recursos para la participación de los socios.12,13 Los desafíos para las asociaciones incluían aprender cómo colaborar, niveles diferentes de compromiso de la agencia y apoyo para las asociaciones, y desarrollar confianza y relaciones de trabajo positivas.12,13

Se encontraron resultados positivos para los niños de BBBF, sus familias y el vecindario local al final del período de intervención de cuatro años tanto en los sitios de BBBF jóvenes como en los mayores, en relación a los sitios de comparación.15 Sin embargo, las medidas de seguimiento indicaron resultados positivos de BBBF en los sitios para niños mayores, pero no en los sitios para niños más pequeños. Los resultados positivos de BBBF realmente se fortalecieron con el tiempo en los sitios para niños mayores en medidas tomadas cuando los niños estaban en 3ro, 6to y 9no nivel.14 Además, las medidas tomadas cuando estos niños estaban en el nivel 12 indicaron resultados positivos de BBBF para los niños y sus padres y un análisis económico demostró un ahorro de los costos para los financiadores del Gobierno de Ontario en más de $2 por cada $1 originalmente invertido en el proyecto.16

El Proyecto Toronto First Duty 

Toronto First Duty (TFD) comenzó en el año 2001 como un proyecto de demostración probando un ambicioso modelo de integración de servicios transversal de programas de cuidado infantil en la primera infancia, jardines infantiles y apoyo familiar en centros educativos. Otros servicios como la salud pública también fueron parte de la combinación de servicios. El objetivo era desarrollar un modelo de servicio universalmente accesible que promoviera el desarrollo saludable de los niños desde la concepción hasta la escuela primaria, mientras que al mismo tiempo facilitara el trabajo o estudio de los padres ofreciendo apoyo a sus roles de crianza. La movilización del conocimiento para la práctica y el cambio de políticas, así como la investigación y la evaluación se incorporaron en el proyecto. Regularmente se proporcionó retroalimentación formativa a los socios participantes sobre la implementación y los resultados intermedios: una fundación caritativa socia en el financiamiento, servicios municipales para niños, juntas escolares y agencias comunitarias. Informes periódicos también fueron dirigidos a grupos profesionales y políticos provinciales. La Fase 1 del TFD, con la implementación del modelo en cinco sitios comunitarios, concluyó en 2005.17 La Fase 2, que abarca el período 2006-2008,18 se centró en la movilización del conocimiento, el cambio de políticas y el desarrollo del modelo TFD en uno de los cinco sitios originales, el Centro de Aprendizaje Temprano de Bruce/WoodGreen (BWELC). La Fase 3 de TFD se extiende a 2011 con una investigación enfocada en equipos integrados de personal y ambientes de aprendizaje en programas de aprendizaje temprano de jornada completa y estudios adicionales sobre la integración de servicios comunitarios para niños menores de cuatro años.

La investigación de la Fase 1 describió el proceso de implementación en términos de variaciones y adaptaciones del modelo a través de las cinco comunidades, así como las luchas y éxitos comunes a través de los sitios. Los problemas incluyeron rotación de personal, pérdida de “tuercas y tornillos” relacionados con los espacios y financiamiento, cambio de personal idóneo y liderazgo, y trabajar sin el apoyo del sistema en todos los sectores anclados del gobierno. Sin embargo, la evaluación del proceso también mostró éxito. El fuerte liderazgo y el tiempo para reunirse  permitieron a los equipos congregarse en el tiempo para mejorar la calidad y la entrega del programa. Con respecto al paso de entregar servicios de manera separada a hacerlo integradamente, las comparaciones durante el periodo de implementación demostraron que se habían logrado avances en las cinco dimensiones de la integración de servicios (personal, programación, puntos de acceso, la gobernanza y la participación de los padres), indexados por una medida de Indicadores de Cambio desarrollada en el proyecto,19 así como en la mejora de la calidad del programa, de acuerdo con la evaluación hecha por la Early Childhood Enviroment Rating Scale-Revised, mejor conocida como ECERS-R.20 También se encontraron efectos positivos a corto plazo en el desarrollo socioemocional de los niños en el Early Development Instrument21 y en el compromiso de los padres con la escuela y el aprendizaje, haciendo comparaciones con comunidades iguales sin programas de TFD.17 Los análisis de dosis-respuesta dentro del grupo de familias que usaron TFD, con varios controles demográficos, mostraron que un uso más intenso (número de horas) también incrementa el desarrollo cognitivo y del lenguaje de los niños.22 A pesar del impacto en los niños y las familias que usan TFD, había pocas pruebas de que se conocieran los programas de TFD en las comunidades que los rodeaban, en las entrevistas personales y en las encuestas de padres que no tenían hijos pequeños.17

 

Otros análisis en las Fases 2 y 3 han ampliado los hallazgos sobre los resultados. Por ejemplo, en una comparación cuasi-experimental de pequeña escala, la provisión integrada de atención, educación y apoyo familiar en TFD parecía reducir las molestias cotidianas de los padres en los ajustes relacionados con el cuidado infantil, en los ajustes relacionados con el cuidado infantil, de guarderías no conectadas.23 Es importante destacar que el proyecto de TFD ha contribuido tanto a la formulación de políticas locales en varias juntas escolares y municipios como a las políticas provinciales de iniciativas educacionales de Ontario Best Start y Full Day Early Learning Kindergarten.24 La exitosa estrategia de movilización del conocimiento ha sido apoyada por la Atkinson Charitable Foundation y con el apoyo de la Fundación Margaret y Wallace McCain25 se está extendiendo a otras provincias.

Conclusiones

Las evaluaciones de procesos de ambos proyectos convergen en los factores que subyacen a la integración exitosa. Desarrollar metas y visión comunes es un paso crucial, involucrando lo que Colley26 llama la "integración conceptual" para enmarcar y guiar las actividades de la asociación. Esto significa disponer tiempo para comprender, desarrollar y mantener la integración entre el personal de primera línea y los miembros de la comunidad. El monitoreo continuo, el examen y el aprendizaje organizacional también fueron importantes para el éxito de la integración en las comunidades estudiadas. Un fuerte liderazgo local fue clave. En ambos proyectos, estos fuertes principios “bottom-up” se balancearon con los principios generales de diseño “top-down”, tales como llevar los servicios a un sistema más transparente y aumentar la calidad en programas como el cuidado infantil o el cuidado integrado y el jardín de infantes. En ambos casos, los modelos fueron adaptados sobre la base de la participación local para ajustarse a las características únicas de cada comunidad.

Ambos proyectos también reportaron resultados positivos de corto plazo para los niños y padres. BBBF, con su amplia estrategia de desarrollo comunitario, también encontró algunos efectos en las medidas de tipo de cohesión comunitaria. El proyecto TFD se enfocó más en las conexiones padres-servicio y no se registró en la conciencia de la comunidad, más allá de las familias participantes. BBBF también realizó un seguimiento longitudinal de los resultados para los niños hasta el 12° grado. Se encontraron efectos positivos a largo plazo para los niños y padres que habían participado en las áreas con programas para niños de 4 a 8 años. Estos resultados de prevención de BBBF se incorporaron en un análisis económico mostrando ahorros para el gobierno de Ontario como un retorno de la inversión de 2:1 en estos programas.

Es notable que BBBF no encontró efectos a medio ni largo plazo para los niños de sitios enfocados en el nacimiento hasta los 4 años de edad. Hay una serie de posibles interpretaciones de porqué los programas para niños pequeños no tuvieron los efectos duraderos que los programas para niños más grandes sí tuvieron.8 Una es que la modesta inversión en apoyo por niño no fue suficiente para alcanzar un nivel crítico de intensidad para niños pequeños, pero, en el caso de los niños mayores, la inversión fue superior a los miles invertidos en cada niño a través del sistema escolar público, por lo que la programación de BBBF fue un “valor agregado”. Un argumento relacionado es que las escuelas proporcionan una plataforma para la coordinación de los servicios y nuevos apoyos, pero no existe una plataforma equivalente universal para un servicio efectivo e integrado en el período preescolar. La evidencia de TFD señala el valor de la “escuela como modelo central” como un tipo de plataforma integradora para una gama de servicios preescolares que van desde el cuidado de calidad de niños a apoyos familiares.27 El valor de una plataforma para la entrega comunitaria de programas integrados también se sugiere en otras investigaciones, incluyendo informes sobre el Aboriginal Head Start en Canadá2 y sobre la evolución de los programas de Sure Start hacia una programación más integrada en los Centros Infantiles.28

La convergencia de evidencia de los proyectos de demostración de BBBF y TFD demuestra la promesa de asociaciones a nivel comunitario y la integración para mejorar las vidas de las familias y los resultados para los niños. Poner los principios de diseño en programas ampliados requerirá un amplio apoyo a nivel de sistema con integración de políticas entre los diferentes niveles de gobierno y organizaciones de servicio.29

Referencias

  1. Beach J. Environmental scan for the Coalition of Child Care Advocates of British Columbia and Early Childhood Educators of British Columbia integrated system of early care and learning project. Vancouver, BC: Coalition of Child Care Advocates of BC. Early Childhood Educator of BC; 2010. 
  2. Ball J. Federal investments in strengthening indigenous capacity for culturally-based preschool. In: Howe N, Prochner L, eds. New directions in early childhood education and care in Canada. Toronto, ON: University of Toronto Press. In press.
  3. Ball J. Early childhood care and development programs as hook and hub for inter-sectoral service delivery in Indigenous communities. Journal of Aboriginal Health 2005;2(1):36-49.
  4. OECD. Starting strong II: Early childhood education and care. Paris, France: OECD; 2006.
  5. Japel C. The Quebec child care system – research results and lessons to be learned. In: Howe N, Prochner L, eds. New directions in early childhood education and care in Canada. Toronto, ON: University of Toronto Press. In press.
  6. McCain M, Mustard F. Early Study Years: Reversing the real brain drain - Final report. Toronto, ON: Government of Ontario; 1999.
  7. Cleveland G, Corter C, Pelletier J, Colley S, Bertrand J, Jamieson J. A review of the state of the field of early childhood learning and development in child care, kindergarten and family support programs. Toronto, ON: Atkinson Centre for Society and Child Development. University of Toronto; 2006.
  8. Peters R, Howell-Moneta A, Petrunka K. Community-based early child development projects. In: Howe N, Prochner L, eds. New directions in early childhood education and care in Canada. Toronto, ON: University of Toronto Press. In press.
  9. Siraj-Blatchford I, Siraj-Blatchford J. Improving development outcomes for children through effective practice in integrating early years services: knowledge review 3. London, UK: Centre for Excellence and Outcomes in Children and Young People's Services (C4EO); 2009.
  10. Government of Ontario. Better Beginnings, Better Futures: An integrated model of primary prevention of emotional and behavioural problems. Toronto, ON: Queen’s Printer for Ontario; 1990.
  11. Sylvestre JC, Brophy K. The development of the Better Beginnings, Better Futures: Integrated model for primary prevention. Kingston, ON: Better Beginnings, Better Futures Research Coordination Unit Technical Report; 1993.
  12. Cameron G, Vanderwoerd J, Peters RDeV. Building bridges: Service-provider involvement in Better Beginnings, Better Futures. Kingston, ON: Better Beginnings, Better Futures Research Coordination Unit Technical Report; 1995.
  13. Nelson G, Pancer SM, Peters RDeV, Hayward K, Petrunka K, Bernier JR. Better Beginnings, Better Futures: Project sustainability. Kingston, ON: Better Beginnings, Better Futures Research Coordination Unit Technical Report; 2005.
  14. Peters RDeV, Bradshaw AJ, Petrunka K, Nelson G, Herry Y, Craig WM, Arnold R, Paker KCH, Khan SR, Hoch JS, Pancer SM, Loomis C, Bélanger JM, Evers S, Maltais C, Thompson K, Rossiter MD. The Better Beginnings, Better Futures Project: Findings from Grade 3 to Grade 9. Monographs of the Society for Research in Child Development 2010;75(3):1-176. 
  15. Peters RDeV, Arnold R, Petrunka K, Angus DE, Brophy K, Burke SO, Cameron G, Evers S, Herry Y, Levesque D, Pancer SM., Roberts-Fiati G, Towson S, Warren WK. Developing Capacity and Competence in the Better Beginnings, Better Futures Communities: Short-Term Findings Report. Kingston, Ontario: BetterBeginnings, Better Futures Research Coordination Unit Technical Report; 2000.
  16. Peters RDeV, Nelson G, Petrunka K, Pancer SM, Loomis C, Hasford J, Janzen R, Armstrong L, Van Andel A.Investing in Our Future: Highlights of Better Beginnings, Better Futures Research Findings at Grade 12. Kingston, ON: Better Beginnings, Better Futures Research Coordination Unit; 2010.
  17. Corter C, Bertrand J, Pelletier J, Griffin T, McKay D, Patel S, Ioannone P. Toronto First Duty Phase 1 final report: Evidence-based understanding of integrated foundations for early childhood. Toronto, ON: Toronto First Duty; 2007.
  18. Corter C, Pelletier J, Janmohamed Z, Bertrand J, Arimura T, Patel S, Mir S, Wilton A, Brown D. Toronto First Duty Phase 2, 2006-2008: Final research report. Toronto, ON: Toronto First Duty; 2009.
  19. Pelletier J, Corter C. Integration, innovation, and evaluation in school-based early childhood services.  In: Spodek B, Sarracho O, eds. Handbook of research on the education of young children. 3rd Ed. Matwah, NJ: Lawrence Erlbaum; 2006: 477-496.
  20. Harms T, Clifford RM, Cryer D. Early childhood environment rating scale. New York, NY: Teachers College Press; 1998.
  21. Corter C, Patel S, Pelletier J, Bertrand J. The Early Development Instrument as an evaluation and improvement tool for school-based, integrated services for young children and parents: the Toronto First Duty Project. Early Education and Development 2008;19(5):1-22.
  22. Patel S. Integrated early childhood program participation, parenting and child development outcomes: The Toronto First Duty Project. [Thesis]. Toronto, ON: University of Toronto; 2009.
  23. Arimura T, Corter C. School-based integrated early childhood programs: Impact on the well-being of children and parents. Interaction 2010;20(1):23-32.
  24. Pascal C. With our best future in mind: Implementing early learning in Ontario. Report to the Premier by the Special Advisor on Early Learning. Toronto, ON: Government of Ontario; 2009.
  25. Margaret and Wallace McCain Foundation. Full day learning in Ontario: A Foundation’s Influence on public policy. E-newsletter 2009;1(1):1-4.
  26. Colley S. How can integrated services for kindergarten-aged children be achieved? Toronto, ON: Integration Network Project. Institute of Child Study. University of Toronto; 2006.
  27. Arimura TN, Corter C, Pelletier J, Janmohamed Z, Patel S, Ioannone P,  Mir S. Schools as integrated hubs for young children and families: A Canadian experiment in community readiness: the Toronto First Duty project.  In: Laverick DM, Jalongo M, eds. Transitions to early care and education: International perspectives on making schools ready for young children. Springer International. In press.
  28. Melhuish E, Belsky J, Barnes J. Sure Start and its evaluation in England. In: Tremblay RE, Barr RG, Peters RDeV, Boivin M, eds. Encyclopedia on Early Childhood Development [online]. Montreal, Quebec: Centre of Excellence for Early Childhood Development; 2010:1-6. Available at: http://www.child-encyclopedia.com/documents/Melhuish-Belsky-BarnesANGxp.pdf. Accessed January 10, 2011.
  29. Corter C. Government roles in early childhood education and care in Canada. In: Howe N, Prochner L, eds. New directions in early childhood education and care in Canada. Toronto, ON: University of Toronto Press; 2012:268-285.

Para citar este artículo:

Corter C, Peters RDeV. Servicios integrados para la primera infancia en Canadá: Evidencia de los proyectos Better Beginnings, Better Futures (BBBF) y Toronto First Duty (TFD). En: Tremblay RE, Boivin M, Peters RDeV, eds. Corter C, ed. tema. Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia [en línea]. http://www.enciclopedia-infantes.com/servicios-integrados-de-desarrollo-de-la-primera-infancia/segun-los-expertos/servicios-integrados. Publicado: Enero 2011 (Inglés). Consultado: 18/09/2019.