Compartir:

Los padres son los principales cuidadores de sus hijos. Ellos desempeñan el papel de profesor temprano, enfermera y guía moral.

A veces, sin embargo, la pobreza u otros factores dificultan que los padres coordinen todos estos roles para satisfacer mejor las necesidades de sus hijos.

Los primeros servicios integrados incluyen una gama de servicios tales como exámenes de salud, apoyo familiar y educación de la primera infancia. Estos pueden nivelar el campo de juego para los niños en riesgo, especialmente aquellos de diferentes orígenes socioeconómicos y barrios pobres.

Por encima de todo, los servicios integrados tempranos son el ejemplo perfecto de cómo, trabajando juntos para lograr un objetivo común, los padres y las comunidades pueden ayudar a los niños a prosperar y alcanzar su máximo potencial.