Compartir:

Los programas de preescolar ofrecen educación y cuidado para niños en su infancia temprana, y les ayudan a desarrollar una gama de habilidades para prepararles para aprender cuando empiecen la escuela, como por ejemplo:

 Habilidades sociales: la capacidad de empatizar e interactuar con éxito con sus compañeros, y también de relacionarse con adultos con éxito.

  • Habilidades lingüísticas: la capacidad de desarrollar habilidades lingüísticas apropiadas para beneficiarse de experiencias y facilitar su desarrollo cognitivo, educativo y social. 
  • Habilidades de función ejecutiva: la habilidad de mantener y manipular información en el cerebro, planear y regular el comportamiento, resolver problemas y ser creativo.
  • Habilidades de autorregulación emocional: la capacidad de adaptarse a comportamientos según la situación, de controlar los impulsos y de desviar la atención. 
  • Habilidades de autorregulación en el aprendizaje: la capacidad de posponer una satisfacción inmediata para conseguir metas a largo plazo, mantener la atención, perseverar y permanecer concentrado.

Los programas de preescolar son particularmente exitosos a la hora de ayudar a los niños de familias vulnerables, poniéndoles a un nivel similar al de familias con mayor renta cuando se preparan para comenzar la escuela.