Compartir:

El embarazo, la primera infancia y la niñez son los períodos más significativos del crecimiento y el desarrollo en el ciclo de vida humana. La malnutrición durante estos períodos puede conducir a serie problemas.

Una malnutrición mientras el(a) bebe está en el útero e inmediatamente después del nacimiento puede llevar a:

  • Retraso del crecimiento
  • Retraso en el desarrollo psicosocial
  • Problemas cognitivos, educación y comportamiento
  • Mayor riesgo de posteriores desordenes psiquiátricos

Es esencial que las madres y sus bebes obtengan suficientes nutrientes de calidad. Esta debe ser una prioridad antes del embarazo, durante el embarazo, en la lactancia, la primera infancia y todas las etapas del ciclo de vida.