Compartir:

Hay muchas buenas razones para que las madres den el pecho, tanto para los bebés como para ellas mismas.   

Para los bebés: 

  • La leche materna es el alimento más nutritivo para los bebés. Les protege de infecciones, alergias, algunas enfermedades crónicas y cánceres de la infancia, y del síndrome de la muerte súbita del lactante (SMSL). 
  • Dar el pecho facilita el contacto ocular y la cercanía física, fortaleciendo así el vínculo entre el bebé y la madre.  

Para las madres: 

  • Hay un vínculo entre dar el pecho y niveles reducidos de estrés y menor incidencia de estados de ánimo negativo. Puede contribuir a la recuperación tras el embarazo y, a largo plazo, disminuye el riesgo de obesidad, osteoporosis, y cáncer de mama y de ovarios.
  • Dar el pecho ayuda a fortalecer el vínculo de la madre con el bebé. 

Los beneficios de dar el pecho están claros, el reto es encontrar maneras de apoyar a las madres para que tomen esta decisión.